Tarjetas Bancarias Contactless

imagen-principal

Actualmente, la mayoría de las tarjetas nuevas emitidas por las entidades bancarias son Contactless, esto es, que permiten hacer pagos con solo acercarla al TPV, si esté está preparado para este tipo de tarjetas.
 
Estas tarjetas incluyen un chip NFC que tiene grabados todos los datos de nuestra tarjeta y que pueden ser leídos a distancia. Muchos smartphones incorporan también este tipo de chip.
 
COMO NOS LO OFRECEN LOS BANCOS
 
  • Es rápido: ahorra tiempo al realizar pequeños pagos, ya que para pagos inferiores a 20 € no es necesario introducir el PIN de la tarjeta.
  • Es cómodo: con solo acercar la tarjeta al TPV, realizarás el pago.
  • Es seguro: En caso de ser víctima de un fraude o robo, podrás recuperar tu dinero*(*) sujeto a las condiciones de tu entidad bancaria. Esto es muy discutible, pero los bancos con un bonito asterisco te indican que no te preocupes.
 
Realmente, para nosotros, los consumidores, esta tecnología no aporta nada relevante, únicamente aumenta el riesgo de fraude.
 
Si te roban la tarjeta, cualquiera podría hacer pagos con ella en cantidades inferiores a 20 euros sin conocer el PIN.
 
Desde hace unos meses se ha extendido el rumor de que ahora te pueden robar dinero fácilmente. Hay incluso circulando fotos de casos supuestamente reales de alguien que va por ahí con un TPV inalámbrico, se acerca a la gente en el metro, en un pub y le hace cargos de 19,99€ automáticamente.
 
¿QUE HAY DE CIERTO EN ESTO?
 
En la actualidad no tengo constancia de que haya habido incidencias reales de este tipo, registradas por la policía o por Visa, ni en España, ni en Europa. Además, los dispositivos TPV no están al alcance de todo el mundo, sino todo lo contrario, ya que es complicado acceder a uno de ellos y requiere de todo tipo de registros e identificación.
 
Otro problema para sustraer dinero mediante este método es que la tarjeta no debe de estar a más de 3 centímetros del TPV para leer la información. Además, desde que se introduce el importe, el TPV cuenta con un tiempo límite para introducir los datos de la tarjeta, por lo que limita mucho su utilidad para robar.
 
El verdadero problema de estas tarjetas es que existen aplicaciones móviles que son capaces de leer el chip NFC y sustraerte rápidamente todos tus datos necesarios para poder realizar compras on-line, donde no es necesario introducir el PIN.
 
Por lo que ¿esta tecnología nos aporta más seguridad? Claramente no, pero lo cierto es que estas tarjetas han venido para quedarse y poco a poco los bancos irán implementando mejoras en la seguridad.
 
COMO NOS PROTEGEN LOS BANCOS AHORA
 
Controlan los cargos en tu tarjeta y si detectan alguna actividad sospechosa, como puedan ser cargos repetidos de menos de 20 euros, o compras de dudosa naturaleza, rápidamente bloquean tu tarjeta, o eso dicen.
 
¿PUEDO HACER YO ALGO PARA PROTEGERME?
 
  • Se están vendiendo billeteras y tarjeteros que protegen nuestras tarjetas bancarias.
  • Algunos bancos permiten fijar que se solicite el PIN en pagos a partir de 0 €.
  • Otras entidades bancarias, permiten anular el chip NFC de la tarjeta o también activar/desactivar tu tarjeta desde tu teléfono móvil rápidamente, para activarla solo cuando se vaya a usar.
  • Es buena idea tener activado los avisos SMS o notificaciones push para saber cuándo se está utilizando tu tarjeta, y así enterarte de algún cargo no autorizado.

Germán Bernabé – JUEGOSRED

Correo SPAM – Nuevos Tiempos

at-99378_1920

El Spam (Correo Electrónico No Deseado) se originó en los años 90 en campañas comerciales agresivas con el objetivo de aumentar las ventas, por lo que en las empresas los empleados cada vez tenían que dedicar más tiempo en gestionar su email produciendo pérdidas de tiempo y dinero.

Las empresas pronto comenzaron a invertir en Sistemas que fuesen capaces de filtrar todo este correo, pero el SPAM ha ido evolucionando y actualmente ya no solo se usa para fines comerciales, sino también recibimos correos con:

Phishing: correos electrónicos en los que alguien se hace pasar por nuestro banco o por cualquier otra empresa con el objetivo de hacerse con nuestras claves privadas.

Malware: son mensajes que incluyen adjuntos o enlaces a páginas web infectadas, que nos estropean el equipo, se hacen con su control o incluso nos roban información.

Estafas: nos tratan de convencer de que podemos conseguir dinero fácilmente, un trabajo con una alta remuneración o incluso una herencia.

Desde los Departamentos de Sistemas en las empresas trabajamos diariamente en el filtrado de todo el correo que recibimos siendo lo más cautos posibles. Los hackers cambian continuamente sus técnicas, nosotros también.

Es importante que conozcamos estos riesgos y sepamos cómo actuar cuando detectemos un mensaje sospechoso. Debes seguir los siguientes consejos:

- Desconfía de cualquier correo no solicitado, que no conozcas al remitente o que tenga un asunto raro.

- No pulses nunca en un enlace ni abras un adjunto incluido en un correo sospechoso.

- Cualquier duda que tengas, contacta con tú Departamento de Sistemas, ellos te asesorarán.